20 de julio de 2018
Multitudinaria concentración del FSLN recordó el triunfo de la Revolución sandinista.
Miles de simpatizantes sandinistas se desbordaron este jueves para celebrar el 39 aniversario del triunfo de la Revolución Popular Sandinista en cada uno de los 153 municipios del país. Ciudades como Rosita, Jalapa, Bilwi, Masaya, Managua, Prinzapolka, San Carlos, Jinotepe, León, Juigalpa, Ocotal, Matagalpa, Bonanza, Chinandega, Masaya, entre otras, fueron desbordadas por sandinistas, quienes celebraron la Revolución Popular Sandinista.

Estos son los puntos más importantes del discurso de Daniel Ortega en el acto del FSLN.

Mantiene que se gestó un golpe de Estado en su contra, por parte de grupos internos y financiados por otros países.

Añade que las protestas en contra de su gobierno no son pacíficas, sino que son armadas.

Por primera vez se refiere a la reunión que tuvo con los obispos, el pasado 7 de junio, cuando le presentaron lo que los religiosos definieron como una hoja de ruta para democratizar Nicaragua.

Para Ortega, la propuesta formaba parte del intento de golpe de Estado.

“Bueno esto es lo que ellos quieren realmente, yo pensaba que eran mediadores, pero no, estaban comprometidos con los golpistas, eran parte del plan de los golpistas”, dijo Ortega.

“Me duele mucho decir esto porque yo le tengo aprecio a los obispos, les tengo aprecio y respeto, soy católico… pero desgraciadamente siempre se impone la línea de la confrontación y no de la mediación. No acaban de comprender que una mediación es para sentar a las dos partes”, relató.

“Un golpe de Estado querían montar en Nicaragua… cuando me plantearon esto (los obispos), bueno me llené de la paciencia de Job y les dije: si quieren plantear esto en el diálogo, plantéenlo, pero se tiene que alcanzar un consenso”, continuó.

Dijo que la propuesta le asombró y le dolió que los “señores obispos tuvieran esa actitud de golpistas”, agregó Ortega, quien sostuvo que en ese momento para él la ilgesia Católica se descalificó como mediadora y testigo del diálogo nacional, “porque su mensaje claro fue el golpe (de Estado)”.

Después, Ortega hizo un recuento de los policías que han muerto en la crisis de Nicaragua y agregó que espera que no todos los obispos formen parte de lo que ha calificado como un golpe de Estado.

Tras cada policía mencionado por Ortega, los presentes en el acto responden: “Los golpistas”, en alusión a los que causaron la muerte de los oficiales.

En sus palabras, Ortega acusa a los manifestantes opositores de cometer “actos diabólicos” y pide a los obispos “exorcizar” a las personas que se manifiestan en contra del gobierno.

“Ellos se confunden, uno de los obispos nos llegó a decir que el Frente Sandinista estaba acabado, que no tenía gente, que mejor nos fuéramos. Así nos dijo. No, no vamos tampoco a irrespetar a los obispos, no vamos a pelear con los obispos, pero por la verdad murió Cristo y como cristianos estamos obligados a decir la verdad y estamos obligados a pedir a los obispos que rectifiquen, por favor, y que no estén alentando a estas sectas satánicas y golpistas”, declaró Ortega.

Luego, recordó que los obispos le pidieron acuartelar a la Policía Nacional, pero después resolvió que había que tomar acciones ante la inseguridad.“La embajadora de Estados Unidos nos pidió que la Policía debía actuar, porque los ‘angelitos’ que estaban en la Upoli” mataron a un ciudadano de Estados Unidos, de acuerdo con la versión de Ortega.

“Están llamando (los obispos) a exorcizarnos para mañana viernes… que exorcicen a los demonios que tienen allí a la orilla. Que vean que el camino no es la guerra, sino que es la paz, el diálogo, que les digan que tenemos que restablecer de forma definitiva la paz, la estabilidad, para que el país pueda seguir creciendo, seguir desarrollándose”, dijo Ortega.

De acuerdo con Ortega, sin bajar la guardia seguirán defendiendo sus derechos y decisiones.

“Nuestras decisiones no están en Washington, están en Managua”, culminó.

El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, dirige un mensaje del gobierno de Nicolás Maduro.

 

Al igual que Cuba, Arreaza critica los “intentos de golpes de Estado” y sostiene que como en Venezuela, Nicaragua lo evitará.

También expresa su negativa a la sesión del Consejo Permanente de la OEA, que ayer aprobó una resolución sobre la crisis en Nicaragua, que entre otras cosas plantea acordar un calendario electoral y desmontar a los violentos.

El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, toma la palabra. Lee un mensaje enviado por el expresidente de Cuba, Raúl Castro,  quien afirma que con Ortega ha construido “indestructibles lazos de amistad” y manda su solidaridad “ante los intentos por desestabilizar a esa hermana nación y a su gobierno legítimamente constituido”.

Por su parte, Rosario Murillo sostuvo que Nicaragua tiene 92 días de “terrorismo golpista” en referencia a las protestas en contra del gobierno de Daniel Ortega.Pidió un minuto de silencio por las personas que han muerto durante la crisis en Nicaragua. Fuente: Resumen latinoamericano.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








 


Comunas Sudamericanas - © 2018 - Todos los derechos reservados


RadiosNet